Generación distribuida y redes inteligentes

Generación distribuida y redes inteligentes

Se estima que las redes eléctricas convencionales tienen una eficiencia de un 30-35% cuando se consideran las eficiencias de las generaciones centralizadas y las pérdidas debido a transmisión y transformación de los sistemas eléctricos. Según datos de la EIA a nivel mundial la eficiencia de estas redes es de un 33% neto. ¿Por qué la generación distribuida? Es cuestión de un uso más eficiente de la energía, la tecnología ha evolucionado al punto que a pequeña escala 0-1 MW es posible alcanzar eficiencias eléctricas de 33% – 48% con generaciones en base a combustibles gaseosos y líquidos (con turbinas y motores de combustión) y aún eficiencia mayores a 80% en aplicaciones de cogeneración. Dependiendo de las condiciones en los distintos lugares, soluciones de energía renovable también pueden tener un impacto beneficioso. Entre sus beneficios podemos encontrar: Confiabilidad: Las inclemencias del tiempo, árboles caídos y desconexiones pueden dejar a miles de clientes sin energía durante largos periodos de tiempo. Un sistema de generación distribuida con micro-redes puede ayudar a disminuir el área de impacto de las fallas y reducir el número de personas afectadas. Capacidad de actualización y modularidad: Si se toma como ejemplo una planta solar con una vida esperada de 25-35 años, la eficiencia de los paneles seguramente va a mejorar en los próximos años, ya se puede ver que los fabricantes de paneles actualizan más o menos cada 6-9 meses la potencia de los módulos. Por ejemplo en los últimos 4 años un panel de las mismas dimensiones (60 celdas policristalino) ha pasado de 240 Wp a 270 Wp de potencia. En plantas fotovoltáicas de gran escala con inversores centrales,...