Generación distribuida y redes inteligentes

  • 31 agosto, 2017

Se estima que las redes eléctricas convencionales tienen una eficiencia de un 30-35% cuando se consideran las eficiencias de las generaciones centralizadas y las pérdidas debido a transmisión y transformación de los sistemas eléctricos. Según datos de la EIA a nivel mundial la eficiencia de estas redes es de un 33% neto.

¿Por qué la generación distribuida? Es cuestión de un uso más eficiente de la energía, la tecnología ha evolucionado al punto que a pequeña escala 0-1 MW es posible alcanzar eficiencias eléctricas de 33% – 48% con generaciones en base a combustibles gaseosos y líquidos (con turbinas y motores de combustión) y aún eficiencia mayores a 80% en aplicaciones de cogeneración. Dependiendo de las condiciones en los distintos lugares, soluciones de energía renovable también pueden tener un impacto beneficioso. Entre sus beneficios podemos encontrar:

  1. Confiabilidad: Las inclemencias del tiempo, árboles caídos y desconexiones pueden dejar a miles de clientes sin energía durante largos periodos de tiempo. Un sistema de generación distribuida con micro-redes puede ayudar a disminuir el área de impacto de las fallas y reducir el número de personas afectadas.
  2. Capacidad de actualización y modularidad: Si se toma como ejemplo una planta solar con una vida esperada de 25-35 años, la eficiencia de los paneles seguramente va a mejorar en los próximos años, ya se puede ver que los fabricantes de paneles actualizan más o menos cada 6-9 meses la potencia de los módulos. Por ejemplo en los últimos 4 años un panel de las mismas dimensiones (60 celdas policristalino) ha pasado de 240 Wp a 270 Wp de potencia. En plantas fotovoltáicas de gran escala con inversores centrales, un inversor tiene cientos de cadenas de paneles conectados. En esa situación es difícil reemplazar los paneles por más eficientes ya que esto requeriría de inversiones muy grandes. En cambio con instalaciones pequeñas esto se puede lograr con pequeñas inversiones a la vez
  3. Diversidad: La generación distribuida permite utilizar diversas tecnologías. Esta diversidad se traduce en una menor dependencia de un recurso específico. 4. Eficiencia Según la EIA en Estados Unidos hay pérdidas en la transmisión y distribución de entre 6%-8%, las redes continuamente se deterioran y los costos de mantenimiento incrementan. Esto indica que poco a poco se verán aparecer más microredes y pequeñas plantas de generación con la esperanza que sean a base de fuentes renovables de energía. Estos días escuchamos cada vez más sobre instalaciones solares y eó- licas siendo inyectadas a las redes de transmisión eléctrica convencionales. Esto sucede tanto del lado de los generadores (se pueden ver megaproyectos en fases de construcción en los países desarrollados con plantas de tamaños mayores a 500 MW) como del lado de los consumidores (sobre los techos de las casas y pymes). Esto último puede verse directamente influenciado por las decisiones de los gobiernos de crear la legislación e incentivos adecuados para que estos proyectos proliferen. Como no hay manera de controlar la radiación solar ni la velocidad del viento. Lo que resta para poder hacer uso de estos recursos y manipular otros tipos de generaciones en respuesta a las condiciones cambiantes es una red inteligente.

¿Cuáles son los componentes de una red inteligente?

  • Sistemas de comunicación integrados
  • Medidores inteligentes y automatización de edificios y casas
  • Generación distribuida
  • Energía renovable
  • Almacenaje de energía
  • Nuevos sensores y sincrofasores

Beneficios de una red inteligente

Para los generadores y operadores de redes de transmisión

Con una red inteligente los problemas se pueden resolver remotamente, ingresos más altos, mejor satisfacción de los consumidores, reducción de costo capital, operación y mantenimiento. También permite el análisis de datos en tiempo real lo que permite planificar el uso de energía y la inyección durante los picos de demanda. Mediante una red de transmisión más robusta se pudiera acomodar más energías renovables (solar y eólica) y hacer un uso adecuado de estos.

Para el consumidor

Menores costos y mejor nivel de servicio con menos inconvenientes, oportunidad de interactuar con los mercados de energía mediante medidores inteligentes. Un red inteligente más robusta permitiría la venta de energía auto producida de vuelta a la red. Para terminar de cerrar el círculo se necesitan maneras de almacenar la energía. Con esto se eliminaría el talón de Aquiles a las energías renovables y permitiría una garantía de potencia. Un salto tecnológico en almacenaje sería el puente que permita de manera indefinida incrementar el porcentaje de la generación a partir de energía renovables.

Roberto Quezada

Gerente Comercial

Enertiva

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!